Bishop Barbarito's Letter to Parishioners Regarding Father Gallagher (Spanish)

Enero 29 de 2016

 

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

 

Con el privilegio que tengo de ser su pastor,  deseo declarar públicamente que estoy profundamente agradecido con nuestro extraordinario equipo de personas competentes en lo que respecta a la protección de los niños, quienes se han comprometido no como un trabajo, sino como un llamado, a dar su tiempo y atención de una manera que nos da a todos motivo de gran tranquilidad.  Como algunos de ustedes saben, los medios de comunicación han dado una atención desmesurada centrada en las declaraciones del padre John Gallagher, un sacerdote de esta diócesis, que ha hecho acusaciones sin fundamento contra la Diócesis de Palm Beach y la Iglesia en general. Nuestra Diócesis de ninguna manera trata de encubrir una conducta inapropiada de un sacerdote visitante el Padre Jose Palimattom como erróneamente lo indica el padre Gallagher  quien administraba la Parroquia de Holy Name, a la cual prestaba servicios el padre Jose Palimattom.  De hecho, de acuerdo con nuestras políticas muy estrictas relativas a la protección de los niños, no sólo reportamos e informamos el incidente a la policía y al fiscal del Estado, sino también cooperamos lo mejor posible con la investigación.

 

Este caso no tuvo nada que ver, con la decisión de no nombrar como párroco de Holy Name al Padre Gallagher como él erróneamente lo afirma. Su afirmación de esto no es más que otra de sus invenciones, lo que está causando daño a la Iglesia. Yo realmente lamento la conducta del Padre Gallagher  que no tiene un fundamento razonable. Tenemos en la Diócesis de Palm Beach  sacerdotes maravillosos dedicados, y buenos trabajadores  a quienes estoy profundamente agradecido.  Las afirmaciones dañinas del Padre Gallagher son una vergüenza para mis hermanos sacerdotes, como lo son también para mí.

Yo no sólo quiero aclarar este lamentable asunto, sino también pedirles que oren por el Padre Gallagher.  Como siempre, se le dará todas las oportunidades para el ministerio sacerdotal apropiado, basados en su voluntad de decir la verdad, aceptar la ayuda, y disculparse por el daño que sigue causando.

 

Como familia de Cristo en la Diócesis de Palm Beach, les agradezco por ser una comunidad de gran fe, misericordia y verdad, que siempre ha sido una inspiración personal para mí.

 

Con gratitud por su apoyo y oraciones en éste y en todos los asuntos, y con cada deseo orante, soy

 

Sinceramente suyo en Cristo,

 

Reverendísimo Gerald M. Barbarito
Obispo de Palm Beach

 

*****

To view the diocese's responses to the allegations, please click here to visit our Press Release section